El expresidente Álvaro Uribe Vélez llamó al presidente electo Gustavo Petro para comunicarle que no asistirá a la posesión presidencial. En un trino, el líder del Centro Democrático explicó sus motivos, relacionados con su situación jurídica.

En un texto en su cuenta de Twitter dijo: “Hoy llamé por teléfono al presidente electo Gustavo Petro, le agradecí la amable invitación a su posesión, me excusé de asistir porque desde hace dos años tengo complejo de preso.

No asistiré por el pudor derivado de mi situación jurídica que anhelo superar. Reiteró el propósito de mantener un diálogo constructivo con franqueza en los argumentos y respeto a la persona del jefe de Estado, agregó.

El expresidente dijo que los militantes de su partido político sí harán presencia: “Los compañeros del Centro Democrático asistirán a la posesión, símbolo de nuestra democracia”.

Con el “complejo de preso” el expresidente hace referencia a la medida de aseguramiento en su contra que ordenó la Corte Suprema de Justicia el 4 de agosto de 2020.

A Uribe Vélez, el primer expresidente de la República en ser objeto de esta medida, se le ordenó casa por cárcel. Estuvo detenido dos meses en su finca El Ubérrimo. El 10 de octubre de ese mismo año, la juez 30 penal con función de garantías de Bogotá, Clara Ximena Salcedo Duarte, ordenó su libertad. “Gracias a Dios”, trinó el expresidente celebrando la decisión en ese entonces.

El exmandatario confirmó que mantiene la cordialidad en la relación entre el expresidente y Gustavo Petro, tal como se acordó en la reunión del pasado 29 de junio, después de la victoria del presidente electo en segunda vuelta.

“Le llevaremos algunas ideas. Lo que podamos aprobar lo haremos sin cálculo, gustosos. Si hay temas en los cuales puede servir nuestro concepto para una transacción o acuerdo, bien. En aquello que tengamos que discrepar, cuente con una oposición razonable. De mi parte, buscando tener canales de diálogo”, dijo en su momento el expresidente.