Restricciones a los visitantes de pacientes hospitalizados, cambios en horarios de atención al público, manejo adecuado en el ingreso de usuarios que requieran alguna atención médica.

Son algunas de las medidas que adoptó la red pública del departamento de Risaralda, con el fin de evitar la masiva presencia de personas en los centros asistenciales y así mitigar cualquier riesgo de proliferación del Covid- 19 o Coronavirus.

A las medidas que adoptan los Hospitales de Risaralda, se suma la suspensión temporal de los programas de prevención que se adelantan en esta parte del país y que implica que se reúnan varias personas, así como los grupos educativos, liga de usuarios, grupos de tercera edad, entre otros, que se adelantan en algunos centros asistenciales.

“En primera instancia se van a restringir las visitas a los pacientes hospitalizados, la consulta ambulatoria con restricción de acompañante, solo si lo requieren como pacientes discapacitados, adultos mayores y niños y niñas” dijo Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda.

Agregó Zuluaga Rodríguez que los pacientes que no requieran una consulta urgente o prioritaria, como consultas odontológicas y otros programas ambulatorios, serán evaluados para analizar su pertinencia y así proteger a la población y al personal médico de las instituciones.

A las medidas que adopta la red púbica en Risaralda, se suma el alistamiento que están haciendo los hospitales para garantizar a través de grupos extra murales la atención domiciliaria de los pacientes que tengan enfermedades crónicas y sean mayores de 70 años, cuando así se requiera.

Con estas medidas la Asociación de Hospitales de Risaralda espera que la presencia de personas en los centros asistenciales disminuya considerablemente y así los riegos de algún contagio.

Recordó Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, la necesidad de lavarse las manos constantemente, con protección en el caso que se tenga alguna gripa y evitar asistir con salas de urgencia o instituciones de salud, a menos que sea estrictamente necesario.