Consiste en la implementación de una plataforma de orientación médica virtual exclusiva para la ciudad. Es una iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, a través de Parquesoft Quindío.

Cuenta con 500 médicos y profesionales idóneos para prestar el servicio de atención a los pacientes.

Con esto, se busca disminuir la congestión en el sistema de servicios de salud, mejorar la experiencia del usuario y evitar el riesgo de contagio de COVID-19 en los centros médicos. “Tenemos una realidad y es que el 70 % de las consultas médicas que se atienden por urgencias, realmente no son urgencias vitales y, efectivamente, pueden ser atendidas de manera virtual o telefónica”, indicó Gabriel Enrique Urrego Arroyave, Secretario de Salud del municipio.