Bienestar Familiar, seccional Risaralda,  con un equipo de profesionales, abrió un proceso de restablecimiento de derechos a favor de una niña de 7 años, quien aparece en un video acompañada de su progenitora, mientras es tatuada, en hechos ocurridos en Pereira.

En la verificación de derechos, el grupo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar de la regional Risaralda, pudo establecer que el hermano de 10 años también fue tatuado y por tanto, se le realizó un proceso de restablecimiento de derechos con ubicación en medio familiar y acompañamiento psicológico.

La Defensora de Familia ordenó la creación de una petición para que el Centro Zonal de Armenia, adelante la verificación de derechos de un tercer hermano, de 15 años, quien se encuentra con su familia paterna en la capital de Quindío.

La madre de los tres menores de edad recibió una amonestación con remisión a curso pedagógico ya que se pudo establecer que esta acción vulneró los derechos a la integridad de sus hijos.