Esta situación se da no obstante el ultimátum del gobierno nacional a las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) .

Estas entidades debían hacer llegar a los hospitales de todo el país estos insumos, teniendo en cuenta que esta es una enfermedad laboral para el personal de salud, según las medidas recientes.

El gerente del Hospital Santa Sofía, Carlos Alberto Piedrahíta, no descartó iniciar procesos legales contra esas entidades.

El ejecutivo agregó que ante la falta de cumplimiento de las ARL se han invertido recursos propios, pero se requieren más.