Según Henry Ocampo, presidente de la CUT en Caldas, los dos asesinados en la vereda Caracolí, municipio Supía, eran líderes sociales de la comunidad indígena Cauroma.

Los occisos fueron identificados como Jesús Eliécer Gañán Gañán y Felipe Deigober Gañán, padre e hijo.

Sin embargo, el coronel Éiver Alonso, subcomadante del Comando del Departamento de  Policía Caldas, además de lamentar ese hecho de sangre,  aseguró que las víctimas no eran líderes de esa parcialidad indígena. (AUDIO) .

El comando expidió la siguiente comunicación a la opinión pública:

* La Policía Caldas desplegó todo un equipo de trabajo humano y tecnológico para adelantar la investigación sobre el crimen, en extrañas circunstancias, de estas dos personas JESUS ELICER GAÑAN GAÑAN y DAYGOBER FELIPE GAÑAN GAÑAN  padre e hijo , de 40 y 18 años respectivamente, pertenecientes a la parcialidad indígena CAUROMA

* Los hechos son materia de investigación por parte de las autoridades quienes ya adelantan diligencias al respecto.

* Según las investigaciones adelantadas hasta el momento los hechos donde perdieron la vida estas dos personas NO serian por temas relacionados a su condición de población vulnerable (Indígenas).

* La Policía Nacional a clara que las personas fallecidas NO eran líderes de esta parcialidad indígena y a la fecha NO Presentan reportes de amenaza contra su vida e integridad personal.

* Resaltamos que en el municipio de Supía, como en el resto del departamento de Caldas, según nuestras labores de inteligencia NO existe presencia de grupos armados ilegales.

* La Policía creo un equipo de trabajo con la Fiscalía, Policía Judicial, Inteligencia, para asumir directamente la investigación en el lugar de los hechos, y lograr ubicar a los responsables de este lamentable hecho, e Invita a la(s) persona(s) que tengan algún tipo de información veraz, para que tomen contacto con la Policía Nacional  a través de la líneas telefónicas 123, y esclarecer estos hechos.