Corpocaldas cuenta con dos Centros de Atención y Valoración de Fauna Silvestre, uno en el municipio de Victoria y el otro en la vereda Santágueda, la Carder en el sector de La Florida y la Corporación del Quindío, en Calarcá.

El de la Carder se encuentra en el corregimiento La Florida (Pereira) y el de CRQ en el municipio de Calarcá. Tener un control más fuerte sobre el tráfico ilegal de fauna silvestre, mejorar los procesos administrativos y fortalecer los métodos de rehabilitación de especies, son algunas de las funciones que cumpliría el Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de Fauna Regional (CAVR).

El objetivo, según los 3 directores de las Corporaciones Autónomas de Caldas, Quindío y Risaralda, es ejecutar este proyecto a mediano plazo.

Inicialmente, se estructurará un convenio marco, en el que las entidades manifiesten su voluntad de cooperar en la construcción del centro. Juan David Arango Gartner, director general de Corpocaldas, expresó que durante el recorrido por los Centros de Atención y Valoración (CAV) de Fauna Silvestre de las Corporaciones Autónomas Regionales de Risaralda y Quindío, “hemos estado identificando los procesos que pueden ser comunes en términos de atención, valoración y rehabilitación de fauna, estructurando nuevas líneas potenciales de investigación y realizando ejercicios de planes de acción conjunta que nos permitan intercambiar experiencias”.

Frente a la posibilidad de contar con dicho centro, el directivo indicó que “Tenemos experiencias exitosas que se pueden replicar como el manejo de plataformas para la recopilación de datos de cada una de las especies que ingresan al centro. Además, se contaría con personal técnico más capacitado, mejor tecnología y procesos de rehabilitación más fortalecidos”.

El dato En promedio, al año ingresan 2 mil 200 animales silvestres a los Centros de Atención y Valoración de Corpocaldas, de los cuales son liberados cerca del 60%. El 40% restante es reubicado, muere durante el tratamiento o continúa su proceso de rehabilitación.