En un operativo de la Policía, en la revisión a los establecimientos se les aplicó la medida de suspensión temporal, por no llenar los requisitos legales de funcionamiento. En total fueron revisados 13 alojamientos, hoteles y hostales.

El grupo de Protección al Turismo y Patrimonio Nacional, infancia y Adolescencia en coordinación con Migración Colombia y las secretarías municipales de Gobierno y Salud de Chinchiná, llevaron a cabo actividades de verificación a establecimientos prestadores de servicios turísticos tales como hospedaje y alojamiento, entre otros.

Los operativos se desarrollaron en la zona comercial del municipio, con el fin de constatar que acaten las pautas establecidas para su funcionamiento, además de verificar las condiciones sanitarias, uso del suelo, certificado de Bomberos, condiciones de los niños niñas y adolescentes, explotación sexual infantil, protocolos de bioseguridad, y demás requisitos exigidos por la ley.

En el operativo se intervinieron 13 establecimientos de hospedaje, de los cuales 6 no cumplían con el lleno de los requisitos establecidos de acuerdo a la ley 1801 del 2016, (no cumplían con protocolos de bioseguridad, certificado de Bomberos, condiciones sanitarias, entre otros requisitos) motivo por el cual se les aplicó como medida correctiva la suspensión temporal de actividad, entre 3 y 10 días.

Es importante mencionar que durante el operativo se logró identificar a 95 personas de las cuales 35 eran migrantes.  Los controles adelantados por las autoridades en el departamento se realizaron por solicitud de la comunidad, en aras de generar una migración segura, regulada y encaminados en garantizar la seguridad y sana convivencia de los Caldenses.

La Policía en Caldas, continuará desarrollando un trabajo interinstitucional y articulado, con el fin de fortalecer la seguridad en los municipios del departamento, e invita a la ciudadanía, a informar hechos que afecten la tranquilidad, marcando a la línea única de emergencia 123 o al  número de celular del cuadrante de su zona.