Expertos del Ministerio de Salud, explicaron que los principales indicadores para configurar una situación grave por el coronavirus están relacionados con mortalidad, casos positivos y ocupación hospitalaria. Las cifras en los primeros 40 días del año llevaron a la alerta roja. No obstante, las autoridades reportaron un descenso de las tres variables en los últimos días.

El país registró el 15 de enero, 21 mil 78 contagiados, la cifra más alta en un día desde que empezó la pandemia. Hoy el panorama es de mejoría. El lunes se presentaron 4 mil 246 positivos, es decir, 16 mil 832 menos que el 15 de enero.

El director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud, Julián Fernández Niño, reiteró que los casos y la ocupación hospitalaria han descendido en el país. Advirtió que el número de muertes siempre tarda más en bajar.

Dijo que la explicación es elemental, es que las muertes están rezagadas en relación con las infecciones. Esto por el tiempo que una persona infectada demora en deteriorarse clínicamente en una institución hospitalaria hasta que fallece. Sin embargo, reportó que los fallecimientos han mermado, por una aparente caída del segundo pico de la pandemia, pero insistió en que es necesario mantener las medidas de autocuidado.

Fernández Niño indicó que lo anterior obedece a que la vacunación primero impactará la baja en la mortalidad en adultos mayores, pero la transmisión seguirá. Entonces, no se puede bajar la guardia, o confiarse”.

Sobre el tema el director de la Territorial de Salud de Caldas (DTSC), Carlos Iván Heredia, invitó a continuar con el uso de tapaboca, el distanciamiento, el lavado de manos, no salir sino es necesario, mantener el cuidado mutuo y el cuidado colectivo, y el uso del tapabocas.