La Secretaría de Medio Ambiente de Manizales verificó el sistema de insonorización y el estado de la infraestructura de 35 establecimientos abiertos al público. Se entregaron recomendaciones a propietarios y administradores.

Con el fin de dar cumplimiento al decreto municipal 520 de 2016 acerca del control de ruido, que prohíbe el uso de parlantes y amplificadores en zonas de uso público y de aquellos que instalados en zonas privadas generen ruido que trascienda al medio ambiente.

Desde la Alcaldía Manizales se desarrollan acciones de presión sonora a establecimientos como bares y discotecas y también, a establecimientos comerciales como academias de baile, gimnasios, iglesias y demás establecimientos que afecten el ambiente”, señaló Guillermo Andrés Soto Gallego, profesional de la Secretaría de Medio Ambiente, quien agregó que este mes se realizaron las visitas en los sectores de Milán, El Cable, La Enea, Minitas y Chipre.

“Las recomendaciones que damos a cada uno de los establecimientos son de acuerdo con sus necesidades. Entre las más comunes está la instalación de contra a puerta, insonorización de sus paredes y la instalación del sistema de altavoces”, concluyó el profesional ambiental.

Dato de interés

Luego de realizar cada revisión, la Secretaría de Medio Ambiente entregó a las inspecciones de policía correspondientes el informe técnico y se programó una segunda visita a los establecimientos para verificar la aplicación de las recomendaciones.