El general Fernando Murillo, jefe Antiextorsión y secuestro de la Policía Nacional, visitó a Caldas, Quindío y Risaralda.

El alto oficial señaló que una de las formas más comunes de extorsión es la referente a las llamadas telefónicas desde los centros carcelarios, acción que se ha contrarrestado con allanamientos , tan pronto como se reciben las denuncias.

Lamentó el general Murillo que este tipo de delito es poco denunciado por las víctimas e hizo la invitación la comunidad a unirse a la campaña “Yo No Pago, Yo Denuncio”, a través de la línea 165.

Reveló que en Caldas la reducción del delito de extorsión es del 63%.