Según las autoridades, en el departamento la reducción fue del 43,7%. Se reportaron 9 casos en diciembre pasado. En el 2018 fueron 16.
Así lo confirmó desde la Secretaría de Salud departamental, Ana Cecilia López Vidal, profesional especializada en la dependencia de Salud Pública. (audio)

La dependencia, que también lleva el monitoreo de eventos relacionados con intoxicación por licor o alimentos, reveló que en este tema no se dieron situaciones fuera de lo común ni que se consideren una situación de emergencia.

El gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, lamentó la afectación que se sigue dando por este motivo, pero destacó los avances logrados que llevan a la reducción hoy reportada y llamó a toda la ciudadanía, para que se cimente la cultura del uso de la pólvora solo por personas expertas en el tema y no se permita a los niños su manipulación bajo ninguna circunstancia.