El sector El Brillante, en la vía que conduce al corregimiento San Bartolomé , es el punto crítico más grande de Caldas.

Allí hay frecuentes derrumbes que afectan la vía. Hasta esta zona se desplazó una comisión de la Secretaría de Infraestructura en compañía de funcionarios de la Alcaldía de Pácora, con el fin de encontrar una solución a este fallo constante.

“No hay en el departamento un sitio más difícil de administrar a nivel geológico y geotécnico como El Brillante y sus aledaños, entre ellos La Delgadita. Aquí perdimos la banca hace un año y quedó camino sólo para motocicletas”, dijo el secretario de Infraestructura, Luis Alberto Giraldo Fernández.

Esta situación se presenta por la inestabilidad que genera la falla geotécnica Romeral, que atraviesa sectores erosivos de alta complejidad como El Brillante, El Tablazo, Balmoral, Lavaderos y Salón Rojo. “Vemos la posibilidad de tener una solución para el tránsito en El Brillante subiendo al filo de la montaña, como se hizo en Balmoral, en la vía Varsovia-Filadelfia”, agregó Giraldo Fernández.

Durante el recorrido de un kilómetro se evaluó la opción de abrir una carretera alejada entre 300 y 400 metros de la parte más alta de la falla, pues si no se hace una intervención definitiva en los próximos años, el terreno seguirá remontando y ocasionando daños.

Compromiso y gestión
La posibilidad de abrir la carretera eliminaría la tarea de remoción diaria de derrumbes en El Brillante, como sucede actualmente, al tiempo que facilitaría el tránsito de los pobladores de San Bartolomé hacia el casco urbano de Pácora.

El recorrido lo acompañó la presidenta del Concejo de Pácora, Diana María Montoya Loaiza, quien señaló la importancia de brindar una solución definitiva a la dificultad propia de esta zona.

El alcalde de Pácora, Andrés Duque Osorio, señaló que con la disposición de la Gobernación de Caldas se encontrará una alternativa para poner fin a este problema reiterativo en El Brillante y que ha afectado principalmente a la comunidad de San Bartolomé.