Davivienda y Bancolombia han tenido recurrentes caídas masivas en sus sistemas durante los días de pago de nómina que afectan las transacciones y retiros de los colombianos.

El pasado jueves 1º de diciembre no fue la excepción, lo que ha hecho que el descontento entre los usuarios sea mayor y reviva el interés por el dinero en efectivo.

Durante gran parte del jueves toda la plataforma de Davivienda estuvo caída, los cajeros no tenían servicio, el canal digital no tenía funcionamiento y DaviPlata tampoco funcionaba, lo cual generó que cuando se reactivaron los canales, hubiese largas filas en los cajeros automáticos.

Las personas se quejan de que, justamente para las quincenas, las aplicaciones móviles e incluso los cajeros presentan fallas que les impiden usar su capital.

Aunque a hoy los bancos ya funcionan con normalidad, los usuarios siguen mostrando su inconformidad con la intermitencia de las plataformas.