En tal sentido la  Dirección Territorial de Salud y la Asociación de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud de Caldas, enviaron un comunicado al Ministerio de Salud .

En el texto se describe la situación actual y las limitantes que tendrían estas instituciones para atender la contingencia generada por el Covid-19, y –por lo cual- se reitera el llamado al pago de la deuda de las EPS y mayor vigilancia y control por parte de entidades del orden nacional.

Comunicado

REALIDAD DE LOS HOSPITALES PÚBLICOS Y EL PERSONAL DE SALUD EN CALDAS FRENTE A LA PANDEMIA COVID-19

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA – MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL – SUPERSALUD Y ENTES DE VIGILANCIA Y CONTROL EN GENERAL

Nos encontramos en la fase previa a enfrentar masivamente en la red prestadora de servicios de salud, la amenaza sin precedentes que nos impone el COVID-19 y el contexto que se tiene es de temor frente al posible escenario de colapso del Sistema de Salud en el Departamento de Caldas.

El Talento Humano en Salud, vinculado a las Empresas Sociales del Estado del Departamento de Caldas, a pesar de su excelente formación y compromiso inherente a sus profesiones, manifiesta sus inquietudes frente a las condiciones de trabajo y los riesgos que representan atender a la población afectada.

Coincidimos con nuestro personal en que además de mensajes de estímulo, requerimos con URGENCIA elementos de protección personal, además de insumos para llegar con la máxima eficiencia a todos los usuarios afectados. Este clamor no es injustificado, porque las E.S.E del Departamento de Caldas cuentan con recursos básicos en sus inventarios, lo que contrasta con los escenarios crecientes de demanda que plantea la pandemia.

En un ejercicio abierto, entre la Gobernación de Caldas, la Dirección Territorial de Salud de Caldas, la Asociación de Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (AIPS- Caldas) y los Gerentes de las Empresas Sociales del Estado del Departamento, hemos venido identificando las grandes necesidades y uniendo todos los esfuerzos para analizar el momento actual, cuando se reportan 12 casos de covid-19, pero se esperan muchos más en las próximas semanas. La inquietud nos acompaña desde que se detectó el primer caso y se proyectaron los escenarios de bioestadística, que modelan el impacto del COVID- 19 en el Departamento.

Lo anterior, se asocia con el hecho de no contar con el apoyo de las EPS, ni de las IPS privadas que prestan servicios ambulatorios en los municipios, las cuales en condiciones normales manejan los contratos del régimen contributivo, pero que en esta gran contingencia en su gran mayoría nos han dejado solos.

Tenemos gran frustración de ver la Indiferencia y la inactividad de estas entidades, que haciendo parte del Sistema de Salud, han cerrado las puertas a las necesidades de Salud de la población usuaria, dejando todo el esfuerzo al sector público, situación que PONEMOS EN CONOCIMIENTO DE LOS ENTES DE VIGILANCIA Y CONTROL, para que en el marco de sus competencias intervengan con sentido de urgencia la situación, de manera que se movilicen todos los recursos y la estructura de salud, en la atención de esta gran contingencia, que demanda acción inmediata por parte de todos los actores del sector y no admite la falta de solidaridad y compromiso de las IPS ambulatorias que están cerradas con el personal de vacaciones, mientras los Hospitales hacemos todos los esfuerzos con las grandes limitantes de recursos que tenemos.

Hay un franco y crítico desabastecimiento en el país de elementos de protección personal y lo poquito que se encuentra tiene grandes sobrecostos que NADIE CONTROLA, y mientras unos ven en esta adversidad del mundo, la mezquina posibilidad de hacer negocio, para nuestro sistema de salud estos son elementos esenciales para evitar el contagio de nuestro personal de la salud, que necesita respaldo y protección para realizar su labor de salvar muchas vidas.

Así mismo, las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) en el Departamento de Caldas, no se han comprometido con la seguridad del personal de Salud y estamos ante el triste panorama de los ejemplos de lo que está ocurriendo en los principales focos de enfermedad en el mundo.

De hecho, a pesar de que en Colombia la curva de la pandemia apenas va en ascenso, ya se han presentado en el país casos de profesionales contagiados en medio del servicio. Estos casos, según algunos médicos, son evidentes incluso en países desarrollados en los cuales aún no se ha controlado la epidemia y proyectan escenarios no solo para los pacientes, sino también para los profesionales de un sistema de salud colombiano que normalmente se encuentra al límite.

La calidad del personal de salud de Caldas es muy alta y reconocida en el país, están muy bien preparados, pero necesitan recursos para ejercer dignamente su profesión.

La Gobernación de Caldas, la Dirección Territorial de Salud, la Asociación de Instituciones Prestadoras de servicios de Salud de Caldas (AIPS-Caldas) y los Gerentes de las Empresas Sociales del Estado del Departamento, nos encontramos trabajando con sentido de Urgencia en la gestión de recursos a nivel local, Departamental y Nacional, para priorizar la seguridad de los trabajadores del sector, la cobertura en riesgos laborales y los soportes económicos que les equilibren las fragilidades en sus entornos laborales, pero en la actual coyuntura necesitamos el apoyo de todos los sectores de la Sociedad para movilizar los recursos, siendo absolutamente necesario que todas las entidades que integran el Sistema General de Seguridad Social en Salud EPS-ARL-IPS, redireccionen todos los recursos a la atención inmediata de esta emergencia y que los entes de vigilancia y control intervengan para que asuman sus responsabilidades en el marco de sus competencias:

1.Entidades Prestadoras de Servicios de Salud (EPS)

Cumplir con las acciones de las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (EAPB) en el marco de sus competencias, según los lineamientos para la prestación de servicios de salud durante las etapas de contención y mitigación de la pandemia por sars-cov-2 (covid-19) del Ministerio de Salud.

Pagar la cartera que le adeudan a los Hospitales públicos, para así poder combatir el COVID-19 y procurar el funcionamiento efectivo y eficiente del Sistema de Salud ante la actual pandemia.

2.Las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL)

Cumplir con las acciones de Administradoras de Riesgos Laborales (ARL), en el marco de sus competencias, según los lineamientos para la prestación de servicios de salud durante las etapas de contención y mitigación de la pandemia por sars-cov-2 (covid-19) del Ministerio de Salud.

Activar el esquema de urgencia manifiesta, para la provisión de elementos de protección personal, en el marco del Sistema de Vigilancia epidemiológica de Riesgo Biológico, que implica en esta coyuntura redireccionar todos los recursos que sean necesarios para proteger al personal de la salud, pilar fundamental para la adecuada atención de nuestra población.

Es inaudito que pese a las reuniones realizadas con las ARL en las que se les presentaron los escenarios críticos de riesgo para el personal de la salud, estén esperando que salga un decreto presidencial para apersonarse de la labor misional que tienen como ARL de brindar protección y bienestar a los trabajadores.

  1. Las IPS privadas que prestan servicios ambulatorios en los Municipios:

Cumplir con las acciones de los Prestadores de Servicios de Salud Públicos y Privados, en el marco de sus competencias, según los lineamientos para la prestación de servicios de salud durante las etapas de contención y mitigación de la Pandemia por sars-cov-2 (covid-19) del Ministerio de Salud. No puede ser que en condiciones normales las IPS ambulatorias del sector privado, tengan los contratos y en esta gran contingencia todo el esfuerzo se concentre en los Hospitales públicos.

Reiteramos que la red Pública de Servicios de Salud de Caldas, tiene toda la capacidad humana y técnica para atender las necesidades de nuestras comunidades en esta coyuntura, pero para cumplir esta proeza, el personal de salud debe ser provisto permanente y oportunamente de los elementos de protección y equipos de trabajo de trabajo.