El director de la Territorial de Caldas, Carlos Iván Heredia Ferreira, indicó que esta es una contingencia muy dinámica, precisamente por las características de la enfermedad. El fin de semana se tuvieron momentos con el 100% de ocupación, pero la actual semana comenzó con algunas camas disponibles.

Aunque al inicio de esta semana la ocupación de las UCI ha registrado una leve disminución por la rotación de pacientes, Caldas permanece en alerta roja con una ocupación del 95,3%, con solo 17 camas disponibles, de las 303 que se tienen habilitadas.

“Esto es dinámico en el tiempo porque permanentemente se están haciendo gestiones. Los médicos con su oportuna atención están dando salidas a las pacientes a quienes su condición lo permite. El CRUE, que opera las 24 horas del día, realiza una labor incansable apoyando a toda la red. Podemos decirles a los caldenses que no hay ningún paciente pendiente de traslado”, expresó el funcionario.

Heredia Ferreira ratificó que el Ministerio de Salud ha estado atento a la situación de la red hospitalaria del país. “Manizales, Pereira, Armenia, Valle, Antioquia, Bogotá, todos estamos colapsados. La única ciudad que en este momento está en capacidad de recibir algunos pacientes es Barranquilla, ustedes se imaginan entonces cómo está el país.

En Caldas afortunadamente hemos tenido una muy buena gestión de los médicos en las UCI y de las entidades en el tema administrativo para los procesos de remisión y contrarremisión”, puntualizó el funcionario, quien ratificó que ningún caldense ha fallecido por falta de atención y las pérdidas de vidas han sido derivadas de las complicaciones propias de esta enfermedad