Las autoridades trabajan en responder la alerta emitida por la Defensoría del Pueblo. La Secretaría de Integración y Desarrollo Social trabaja en prevenir el delito con las administraciones de Quindío y Risaralda.

Con una campaña educativa y de sensibilización, las autoridades han hecho presencia en terminales aéreos y terrestres, en calles y peajes de la zona, entre ellos el de San Bernardo del Viento; La Estrella, en Neira; Las Pavas, y Quiebra de Vélez.

Con esta estrategia, adicional al acompañamiento para la consolidación de los Comités Municipales y la entrega de material pedagógico en los municipios, el Gobierno de Caldas responde a la alerta temprana 041 emitida por la Defensoría del Pueblo el pasado 25 de agosto y la cual da cuenta sobre el riesgo de las mujeres de esta zona del país de caer en redes de explotación.

“Nos hemos unido a los departamentos vecinos para impulsar la campaña, para que nos alertemos, seamos conscientes de que existe este flagelo, que es un delito que debemos rechazar y denunciar”, sostuvo el secretario de Integración y Desarrollo Social de Caldas, Jorge Alberto Tovar.

Aunque es poco visibilizado, el delito de trata de personas está presente en el país y la región. A la fecha, en Caldas se han atendido en materia de alimentación, techo, acompañamiento psicológico, entre otros aspectos, a tres víctimas que han buscado apoyo ante Comité Departamental durante el año, sin contar con los casos que venían siendo trabajados de vigencias anteriores.

Cabe anotar que la trata de personas no se da únicamente con fines sexuales. Niños, niñas, adolescentes, mujeres, hombres y hasta adultos mayores son captados por redes nacionales e internacionales de trata de personas para actividades ilegales como explotación sexual, mendicidad en cuerpo ajeno, matrimonio servil o explotación laboral.

El Gobierno de Caldas invita a la comunidad a estar atenta y desconfiar de prometedoras ofertas laborales en otras ciudad o países y denunciar este tipo de casos a las líneas 01 8000 52 20 20 o a la línea 122. En estos canales se inician no solo los procesos legales, sino la atención integral a las víctimas