El balance de quemados del año anterior fue encabezado por Pereira con 5 casos, seguido de Santa Rosa con 4, Dosquebradas con 3 y Marsella un lesionado.

De acuerdo al Instituto Nacional de Salud, en Risaralda se presentaron 13 lesionados con pólvora durante el periodo de vigilancia especial que se extendió desde el 1° de diciembre de 2019 al 12 de enero de 2020.

Para este año, la Secretaría de Salud departamental busca una disminución del 40 al 50 % o alcanzar la cifra histórica de cero quemados.

“Es nuestra tarea y tenemos la Ordenanza 005 de 2017 donde establece unas funciones y actividades a la Secretaría departamental de Salud para hacer prevención, que ya iniciamos; estamos haciendo también, un concurso de estímulos con las Direcciones Locales de Salud para que los municipios bajen y ojalá no haya quemados por pólvora”, dijo el secretario de Salud de Risaralda, Javier Darío Marulanda.

Agregó: “en los últimos años, Risaralda ha tenido en el periodo 2016-2017 22 quemados, en el 2017-2018 bajaron a 19 y el año pasado fue el año donde se presentaron menos casos con 13”.

En total fueron 8 adultos y 5 menores los afectados en el último periodo de vigilancia especial y se busca que, con la responsabilidad de cada risaraldense continúen bajando los casos en la época de navidad que comienza.

Fueron 9 casos menos que el año inmediatamente anterior, la disminución total fue del 41 % donde Risaralda se ubicó como uno de los 10 departamentos con mayor contracción en casos de lesionados con pólvora.  El departamento sólo fue superado por Caquetá, Atlántico, La Guajira y Sucre.

“Desde la Secretaría de Salud tenemos una propuesta para evitar la circulación de pólvora, la cual vamos a concertar la próxima semana con las autoridades donde la Policía y Ejército la decomisen. Una propuesta por ejemplo, es que los año viejos sean más de alegría e iluminación, que de pólvora”, concluyó el secretario de Salud, Javier Darío Marulanda.