El aprehendido es un hombre de 23 años de edad, quien participó en una marcha de protesta  por las calles de Manizales.

En diferentes medios quedó registrado como causante de  destrozos a bienes públicos. Igualmente trató de lanzar un artefacto incendiario contra las instalaciones del CAI Liborio, según un informe de la Policía.

Este joven fue presentado ante la autoridad competente quien declaró legal la captura y le imputó cargos por la conducta realizada. Aunque no le fue ordenada medida privativa de la libertad, sigue vinculado a un proceso judicial.