Los hechos se presentaron en el peaje de Supía, en el 2017. En el lugar coincidieron dos buses que transportaban hinchas del Atlético Nacional y Once Caldas.

Allí se generó una pelea entre los barristas en la que resultó herido con arma blanca el joven  Douglas Ángelo Puerta Colorado, de 21 años, seguidor del Nacional, el cual fue trasladado a un centro asistencial para que se le prestaran los primeros auxilios pero debido a la gravedad de las heridas falleció.  

Según las versiones de los testigos, la víctima había corrido hacia la orilla del rio cauca, hasta donde fue perseguido por el hoy capturado quien para esa fecha de los hechos era menor de edad, y que al parecer en compañía de otras personas le ocasionaron las heridas. 

Una vez conocidos estos hechos se dispuso de un equipo de trabajo con las competencias y capacidades para adelantar la investigación que permitió la realización  de entrevistas judiciales, actividades técnicas y búsquedas selectivas en cámaras de seguridad, para obtener elementos materiales probatorios que permitieran la identificación, individualización y judicialización de los presuntos responsables de este lamentable hecho.

Con las actividades realizadas se logró obtener información relevante que apuntaba a la individualización del responsable,  permitiendo que la Fiscalía Quinta del sistema de responsabilidad penal de Manizales, solicitara la orden de captura en contra de este joven la cual se materializó en el barrio Mirador de Chinchiná.

En la audiencia de control de garantías el indiciado no aceptó los cargos y le fue decretada medida de privación de la libertad en el Centro de Reeducación de Menores Ciudadela Los Zagales, ya que para la fecha de los hechos el capturado era menor de edad.