Colombia ha sabido sortear las dificultades por las consecuencias del Covid-19, duplicando la capacidad de atender a pacientes críticos y creando una reserva estratégica nacional para dicha atención.

Así lo aseguró el presidente de la república, Iván Duque Márquez, durante el saludo de bienvenida a la Cátedra Colombia, liderada por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y desde la cual se busca entender mejor las distintas problemáticas que enfrenta la nación en el presente siglo frente la formación integral de profesionales de la Institución.

El mandatario invitó a los participantes a desarrollar el pensamiento crítico y las reflexiones sobre el presente y el futuro del país.

En la instalación de la Cátedra Colombia se destacó que la rapidez con la que se vive la emergencia sanitaria ha obligado a los científicos y Gobiernos a actuar velozmente en sus decisiones e investigaciones, por lo que cuando pase la crisis ocasionada por el Covid-19-19 cambiarán tanto las formas y relaciones de trabajo como las de cooperación.

Durante el evento se advirtió que con el restablecimiento de la “nueva normalidad” no se regresará a las condiciones que se tenían antes de la pandemia, por lo que se debe “re-imaginar” toda la institucionalidad, la academia y los sistemas de salud.

En ese sentido, como invitada al panel “Colombia resiliente y equitativa: de la crisis a la oportunidad”, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, manifestó que “la pandemia ha sido un desafío enorme para el país”.

Para ella, los sectores de ciencia y educación han estado a la orden del día por los retos que ha implicado tomar decisiones difíciles, como el hecho de que los niños y jóvenes estudien desde casa, entendiendo que Colombia es un país de regiones y no hay condiciones homogéneas.

Por su parte la ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mábel Torres Torres, aseguró que en medio de la pandemia tuvieron que agilizar instrumentos, hacer miradas más efectivas y más dinámicas que invitaron a salir de la zona de confort.

“Desde el Ministerio nos dimos cuenta de que logramos tener esas respuestas veloces al tiempo que no perdíamos la mirada de lo estratégico, sobre todo atender una pandemia convocando a los académicos, una oportunidad tanto para los investigadores, creadores e innovadores como para el sector productivo”, agregó.

La profesora Dolly Montoya Castaño, rectora de la UNAL, destacó el rol de la Universidad al trabajar con rapidez de respuesta en medio de la emergencia sanitaria, atendiendo los focos principales de cero deserción, el trabajo de investigación enfocado en la pandemia y mantener una institución sostenible en medio de la crisis.

Reflexiones constructivas

Para Diego Hernández, docente de la UNAL y uno de los coordinadores de la Cátedra, el evento académico es un esfuerzo de la Universidad y de la capacidad que tiene la Institución de convocar los más grandes científicos, líderes y expertos nacionales e internacionales para poder interactuar con los estudiantes en un momento tan crítico.

“La cátedra busca motivar a los jóvenes que están en la Universidad y que tienen ese privilegio de recibir esa retroalimentación de cómo se está manejando la crisis y qué oportunidades tienen”, subrayó el docente.

El alcance de la Cátedra incluye tres módulos, los cuales serán los principales retos que enfrentará el país en la pospandemia: fortalecimiento de Colombia y la región: recursos biológicos y producción de vacunas; convergencia tecnológica y recursos digitales compartidos – educación – aprendizaje: impacto en el trabajo.

La cátedra se dictará todos los jueves de 7 a 10 de la mañana y contará con 28 conferencistas principales.