Expertos de la Corporación Regional Corpocaldas,  realizaron el III Censo de Cóndor Andino en el Parque Natural los Nevados Los Nevados y su área de influencia. En la actividad que se realizó entre el 13 y 21 de febrero de este año, se evaluó el estado poblacional de los cóndores en el territorio.

La jornada se adelantó mediante una metodología de censos simultáneos desarrollada por la Autoridad Ambiental, que consistió en la instalación de 12 puntos de censo, desde los cuales, todos los grupos de observación previamente capacitados, registraron a la misma hora las actividades de los cóndores para garantizar que no se presentaran conteos dobles de un mismo animal.

Las observaciones se hicieron entre las 7:00 a.m. y las 5:00 p.m. de cada día. De los puntos instalados se destacan la vereda El Oso, el Valle del Cocora, El Nido del Cóndor Ecolodge y La Pica, en donde el 14 de febrero entre las 8:45 y 9:00 a.m., se observaron simultáneamente seis cóndores adultos (cuatro machos y dos hembras), de los siete cóndores que se tienen reportados en el PNN Los Nevados y su área de influencia.

Oscar Ospina Herrera, líder de Fauna Silvestre de Corpocaldas manifestó que “a partir de este censo hay una información clave sobre la cual vamos a enfocar nuestros esfuerzos. La primera es el monitoreo detallado de los procesos reproductivos de las dos parejas de cóndores, y la segunda, es identificar cómo se comportan en un ecosistema común.

Esperamos profundizar en estos estudios para poder afinar las estrategias de conservación de la especie en nuestra región y en Colombia”. Resultados del censo En la vereda El Oso, municipio de Murillo, se han identificado sitios de alimentación y dormideros de dos cóndores machos adultos. Sin embargo, durante el censo las condiciones climáticas adversas limitaron las observaciones en campo y solo fue posible divisar en una ocasión una de estas aves. Mientras en el Valle del Cocora, en Salento, desde 2016 se tiene reporte de la presencia de un cóndor macho adulto que se alimenta y duerme en el sitio, el cual se observó los tres días del censo.

En el municipio de Villamaría, Caldas, se observaron dos parejas de cóndores distanciadas 12.4 km entre sí durante los tres días del censo. Una pareja se encontró en el Nido del Cóndor Ecolodge a 2.347 m de elevación en la cuenca media de río Claro, en donde está ubicado el nido de la única pareja de cóndores reintroducidos para la cual existe evidencia de reproducción en Colombia.

La otra pareja se encontró en La Pica a 3.578 m de elevación en la cuenca alta de río Claro. Si bien La Pica ha sido históricamente reconocida por campesinos y visitantes como un dormidero habitual de la pareja de cóndores, los hallazgos del censo evidencian que las parejas de cóndores en estos dos sitios son distintas y, sugieren que es factible considerar que en la cuenca alta del río Claro podría haber un nido de cóndores.

Pese a que las dos parejas de cóndores están relativamente cerca una de la otra, lo observado indica que probablemente no comparten sus dormideros y sitios de forrajeo, por lo cual eran consideradas como una misma pareja de cóndores en la cuenca del río Claro.

En el año 2020 se analizaron 1.010 fotografías de cóndores tomadas entre el 2004 y 2016 en el PNN Los Nevados y su área de influencia, pero no se encontraron evidencias de más de dos cóndores en un dormidero, volando o alimentándose de carroñas. De igual modo, desde 2013 se hace un seguimiento sistemático del comportamiento reproductivo de la pareja en El Nido del Cóndor Ecolodge, pero en 1.104 horas totales de observación nunca se ha registrado más de una pareja de cóndores en el sitio.

El hallazgo del posible territorio reproductivo de otra pareja de cóndores en el PNN Los Nevados y su área de influencia, ofrece nuevas oportunidades de estudio y resalta la importancia de la cuenca del río Claro en la conservación in situ de los cóndores reintroducidos en Colombia.

Juan Sebastián Restrepo Cardona, contratista de Corpocaldas, coordinador del proyecto de conservación del cóndor andino, expresó que “en ausencia de programas de monitoreo es difícil determinar el papel de las reintroducciones de cóndor en el mantenimiento de las poblaciones en el país.

Por estas razones, estudios de seguimiento a largo plazo de las dos parejas de cóndores en Villamaría permitirán determinar patrones en el comportamiento reproductivo de individuos liberados en Colombia y reunir datos sobre su éxito reproductivo y tasas de natalidad”.

En el III Censo participaron de manera voluntaria distintas organizaciones y observadores de cóndor en el territorio, quienes apoyaron el trabajo en campo. Sobre el Cóndor Andino El cóndor andino (Vultur gryphus), habita en bosques montanos y páramos a lo largo de los Andes.

En Colombia, su distribución histórica abarcaba las tres cordilleras, la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta; sin embargo, debido a amenazas como el envenenamiento de carroñas, la pérdida de hábitat, la cacería y la competencia con perros por alimento, sus poblaciones disminuyeron y quedaron restringidas al nororiente y sur del país.

Estimativos sugieren que la población colombiana de cóndores silvestres es inferior a 90 individuos, por lo cual está categorizada En Peligro Crítico de extinción en Colombia, pero es considerada Vulnerable en el mundo. Contexto Con el fin de recuperar las poblaciones de cóndor andino en Colombia, se desarrolló un proceso de reintroducción entre 1989 y 2013 mediante el cual se liberaron 69 individuos en ocho núcleos de repoblación.

En el Parque Nacional Natural (PNN) Los Nevados, el último registro de cóndores silvestres ocurrió en 1967, por lo cual entre 1997 y 1999; Corpocaldas, con el apoyo del Ministerio del Medio Ambiente y La Fundación RenaSer, liberaron 14 cóndores juveniles, 10 machos y cuatro hembras, de los cuales actualmente se tiene registro de cuatro machos y dos hembras.