Delegados del Centro de Estudios sobre Conflicto, Violencia y Convivencia Social. de la Universidad de Caldas , participaron en la audiencia pública de seguimiento a las medidas cautelares que fueron impartidas a 27 cementerios de igual número de municipios de los departamentos de Risaralda y Quindío.

Durante la diligencia que se llevó a cabo en el municipio de Marsella en el occidente del departamento de Risaralda, se recibieron y revisaron diversos informes sobre los cementerios protegidos, realizados por la Unidad de Investigación y Acusación UIA, la Fiscalía General de la Nación, la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas UBPD, con el apoyo y gestión de diferentes autoridades del orden nacional que tienen el deber de conservar, custodiar y proteger los cuerpos de las víctimas.

“La realización de esta audiencia se traduce en una oportunidad para la visibilización de las dinámicas de desaparición forzada en la región, donde según la Comisión de la Verdad más de 4 mil personas han sido víctimas de violación a los derechos humanos”, indicó la directora del CEDAT Carolina López Giraldo.

En la audiencia participaron representantes del Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda; Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado; Corporación Mimbre, legado para La Paz; Programa de Investigación Transiciones y Memoria; Semillero de Investigación Figuraciones de la Violencia y el poder; y la Asociación de Familiares Víctimas de la Masacre de Trujillo AFAVIT.

Según el informe emitido por organizaciones de víctimas y familias, este tipo de actividades son necesarias para contrarrestar los procesos de invisibilización del conflicto a nivel regional, los cual afectan el despliegue territorial de instituciones que tienen como misión la búsqueda de desaparecidos.

El CEDAT , de la Universidad de Caldas,  es una de las organizaciones que trabaja en el acompañamiento y asesoría técnica y académica en el proceso de búsqueda de personas dadas por desaparecidas en el conflicto armado y en la reparación de las familias víctimas de la violencia en Colombia