El director de la entidad, Martín Ruíz Jaramillo, explicó las proyecciónes de este año y cómo la Covid-19 incrementó la llegada de menores a la institución con sede en Manizales.

El proponente de la sesión, el concejal Diego Alejandro Tabares Prieto, comentó que esta entidad es de suma importancia por su trabajo en la protección de los niños, adolescentes y que su desempeño está enmarcado en los derechos y la familia. “Destaco los logros como las adecuaciones de las instalaciones, el fortalecimiento de las líneas de protección y prevención y los jardines infantiles nocturnos”, puntualizó el concejal Tabares.

Sugirió que se mejore la participación ciudadana y que se realicen convenios para atender el déficit de la entidad por $683 millones, cifra que equivale al 31% de presupuesto total del CRM.

El 98% de los recursos de esta institución dependen de convenios de la administración municipal. Según el director del CRM la anterior administración remodeló las instalaciones. Además, la institución recibió en el 2018 el Premio Nacional de Alta Gerencia otorgado por el Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP), debido a la ejecución del programa Jardines Nocturnos, en el que se cuidan los niños de mujeres que trabajan los fines de semana en horario nocturno

También mencionó que en el cuatrienio anterior se fortalecieron los 12 programas relacionados con atención humanitaria a víctimas del conflicto armado, hogar de acogida, hogar de paso, asistencia y prevención del delito de trata de personas, jardines nocturnos, medio social, fortalecimiento de escuelas familiares y prevención del trabajo infantil, entre otros.

El director entrante implementó en el patio del CRM el desarrollo de una huerta urbana, con el fin de fomentar la conciencia ecológica, nutrición saludable y generación de ingresos.

Para el 2020 presentó un plan de acción con actividades como recibir menores en situación de riesgo, para lo que a la fecha se han invertido $52 millones de los $119 asignados para este año.

En ayudas humanitarias a víctimas del conflicto armado se han invertido $89 millones de $150 millones asignados, en jardines nocturnos $40 millones, en asistencia a víctimas del delito de trata de personas se han invertido $22 millones de los $45 millones asignados.

Según el director, en este tiempo de pandemia han llegado al CRM mayor cantidad de menores, debido a que los encuentran deambulando por las calles de la ciudad.

En un 23% han llegado jóvenes reincidentes. Finalizó que para el segundo semestre, y como se indica en el plan de desarrollo, se pretende ejecutar el programa de barrismo social y proyecto a víctimas de conflicto armado y excombatientes; con el ICBF se busca operar el programa.

Apoyo posinstitucional y con la Alcaldía de Villamaría se proyecta implementar y fortalecer la ruta de atención integral en Convivencia Escolar de dicho municipio.