El ministro Carlos Holmes Trujillo, informó sobre la suspensión de los patrulleros involucrados en los hechos que se investigan. 

El alto funcionario así se expresó a raíz de los actos de violencia an varias ciudades del país a raíz de los hechos ocurridos en la localidad de Engativá, noroccidente de Bogotá, donde dos agentes de la Policía se vieron involucrados en un procedimiento que terminó con la muerte del ciudadano Javier Ordóñez.

El ministro dijo que “los hechos violatorios de la ley en que puedan haber incurrido algunos uniformados, no pueden conducir a la estigmatización general, al señalamiento general que algunos pretenden hacer de la Policía Nacional”.

Así mismo, reiteró que el gobierno nacional tiene cero tolerancia con quienes portando el uniforme vulneren el ordenamiento Constitucional y legal.

Igualmente, el Gobierno Nacional pidió a la sociedad colombiana mantener la calma y la serenidad en estos momentos en que algunos están invitando a continuar con el vandalismo.

Por su parte, el Viceministro del Interior, Daniel Palacios, afirmó que el Gobierno rechaza la muerte del ciudadano