La constructora , a pesar de la emergencia que afronta el país, no desatenderá las obligaciones salariales con sus trabajadores.

Son 190 colaboradores directos y 610 indirectos, además del personal de obras.

No obstante la suspensión de los trabajos, y el acatamiento del toque de queda, la empresa continuará sus pagos normales al personal de Manizales, Chinchiná, Villamaría, Pereira, Dosquebradas, Jamundí, Bogotá y Neiva.

Adicionalmente, CFC adelantó sus pagos de nómina para el pasado lunes 23 de marzo del 2020, con el fin de que todo el personal pudiera agilizar trámites personales y aprovisionarse de manera proporcionada y con responsabilidad.

Acciones responsables

Desde el domingo 15 de marzo del 2020, la empresa activó su Comité de Crisis para coordinar esfuerzos y afrontar esta epidemia de Coronavirus. Ese día se tomaron las primeras medidas para personas con síntomas de resfriado y suspensión de viajes. Al día siguiente se realizó en tiempo récord una caracterización de los 800 empleados en el país.

En la caracterización se evaluaron condiciones de salud, factores de riesgo, factores de exposición y capacidades para trabajo en casa. Desde el martes 17 de marzo a mediodía, la mayoría del personal administrativo y comercial inició su trabajo remoto por medios virtuales.

Las obras continuaron bajo estrictas medidas de salubridad, hasta la suspensión completa el pasado viernes 20 de marzo, en Bogotá, y posteriormente en las demás ciudades. La empresa no ha parado de prestar sus servicios a clientes y continúa su funcionamiento administrativo y comercial, por medios digitales con plataformas de última generación.

Fuerza, empresarios y empleados

“Nuestro sector será el vehículo para dinamizar la economía, pero el mercado tendrá modificaciones. Hay que tratar de interpretarlo lo más rápido posible. El servicio seguramente será más digital y van a cambiar nuestras costumbres sociales” afirmó Felipe Calderón Uribe, presidente de Construcciones CFC.

Calderón Uribe agregó: “Si interpretamos bien lo que está pasando y actuamos frente al cambio, el mundo estará lleno de oportunidades y esperanzas para nosotros”.

El gerente general Andrés Calderón Saffón expresó:

“Hoy tenemos en nuestras manos un momento histórico para ser excepcionales, para seguir evolucionando, mejorando como personas y para salir de esta coyuntura, siendo parte de una humanidad mejor, más preparada, más solidaria, más consciente y con mayor ímpetu por lograr nuestras metas, cuidándonos y cuidando de los demás”.