Chec entrega  Guía institucional para el relacionamiento con las comunidades étnicas

Dicha Guía fue construida con el acompañamiento de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Su contenido recibió aportes de algunas organizaciones étnicas con las que el Grupo EPM se relaciona actualmente en distintas partes del país.

 La luz del corazón de las comunidades étnicas se une a la energía CHEC En febrero de 2020 la empresa adoptó oficialmente la Guía Institucional para el Relacionamiento y el Diálogo Intercultural con las comunidades de los pueblos étnicos, la cual es una iniciativa voluntaria de EPM en el marco de los derechos humanos y orientará la actuación empresarial con las comunidades indígenas, afro y rom o gitanos, ubicados en los territorios donde CHEC tiene presencia.

Dicha Guía fue construida con el acompañamiento de la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y su contenido recibió aportes de algunas organizaciones étnicas con las que el Grupo EPM se relaciona actualmente en distintas partes del país

Para CHEC, las comunidades étnicas presentes en nuestros territorios, son herederas de una gran diversidad lingüística y cultural, así como de costumbres y tradiciones ancestrales, que nos permiten reconocerlos como actores fundamentales para el desarrollo de Caldas y Risaralda. Bajo nuestro propósito, de Contribuir a la Armonía para un Mundo Mejor, como empre asumimos el compromiso de continuar aportando al bienestar y reconocimiento de las comunidades étnicas

La Luz del Corazón de las Comunidades Étnicas se Une a la Energía CHEC (Convenio CHEC – Universidad de Manizales) Dokabú, Amurrupá, Gitó, Ágüita, Kundumí, Itaurí, La Loma, son los nombres que bautizan gran parte de una geografía y un mundo desconocido para la mayoría, un territorio rico en paisajes, en corrientes de agua, clima cálido y uno de los pocos en los que conviven de manera armónica indígenas, afros y mestizos desde el respeto por la cultura y la diversidad, lugares que están apenas a tres horas de viaje desde Pereira, la capital de Risaralda.

El municipio de Pueblo Rico, es el albergue donde estas comunidades afrodescendientes e indígenas de los Resguardos Unificado Embera Chamí del río San Juan y Embera Katío Gitó Dokabú, permiten llegar a sus corazones, en el que tradiciones como la gastronomía, bailes, vestuario, collares y lenguas, hacen de este, un lugar que suma a los tejidos de redes humanas y co-crea nuevas maneras de habitar los territorios.

 En este espacio de encuentro estas comunidades reciben formación para mejorar sus habilidades comunicativas, lo que les facilita resonar con su identidad cultural, sintonizarse con saberes ancestrales y difundir sus palabras, sus sonidos, sus imágenes en los territorios. Partiendo del Modelo de Relacionamiento con Grupos de Interés de Chec Grupo EPM, en convenio con la Universidad de Manizales.

“Estos talleres resuelven muchas cosas como alejar a los jóvenes de las drogas y de los grupos armados. Es preferible coger un micrófono o una cámara que un arma. Acá se conoce la vida política y se transmite el conocimiento del Resguardo; por eso agradecemos a la Chec y a la Universidad de Manizales por apoyar estos espacios”, resalta Huber Huipa, gobernador local de la comunidad de Puerto Leticia, Resguardo Embera Chamí.