La decisión la tomó la Unidad de Gestión del Riesgo (UGR) de Manizales,  tras una inspección del Cuerpo Oficial de Bomberos que evidenció socavamiento de terreno en ese lugar.

La medida es preventiva y tiene como objetivo evitar que los vehículos pesados crucen por la zona.

De esta manera no aumenta el problema y se mitiga que la banca pueda ceder, dice en un comunicado de la Alcaldía