En el resguardo indígena Nuestra Señora Candelaria de la Montaña también se entregaron tres mejoramientos de vivienda.

María Nidia Largo, integrante del resguardo y beneficiara del programa de vivienda bloqueras comunitarias, manifestó su alegría por tener un lugar digno en donde habitar.  AUDIO 

Asimismo, narró que cuando empezaron con el proyecto de bloqueras comunitarias pensaban que no iban a ser capaces de construir su vivienda.

De igual forma, señaló que esto es un sueño cumplido que le parece increíble que sea realidad. “Estuvimos días enteros, no teníamos descanso porque la hemos metido toda. Para nosotros es un sueño hecho realidad”.

Las viviendas donde ahora viven  María y 4 familias más, tienen 48 metros de área construida, acabados en obra gris, áreas húmedas en cerámica, fachada en revoque y estuco. También tienen un mueble inferior de cocina de 1.5 con mesón en acero inoxidable, enchape de piso en el baño, pared de ducha, combo sanitario y puerta de baño en madera.