El  Ministerio de Salud, informó que el país acumula 1.614.822 contagiados y 42.620 defunciones en diez meses de pandemia, 246 en las últimas horas. De los casos 84.875 permanecen activos, el 5,25 % del total, 1.483.017 registrados como recuperados.

De los casos 84.875 permanecen activos, el 5,25 % del total, 1.483.017 registrados como recuperados, es decir el 91,8 %. El mayor número de casos los registra Bogotá, con 4.713, el doble de los 2.300 del lunes, seguida de los departamentos de Valle del Cauca (1.289), Antioquia (1.253), Atlántico (438), Cundinamarca (437) y Norte de Santander (320).

Santander (299), Tolima (256), Risaralda (250), Bolívar (232), Caldas (231), Huila (207) y Boyacá (197). Las regiones con más casos son Bogotá (459.953), Antioquia (257.850), Valle del Cauca (135.455), Atlántico (92.456), Santander (66.233) y Cundinamarca (65.858).

De los 246 fallecimientos registrados este martes, 211 ocurrieron en días anteriores. Las defunciones se registraron en Bogotá (52), Valle del Cauca (33), Antioquia (23), Norte de Santander (21), Tolima (17), Santander (15), Atlántico y Huila (11), Cundinamarca (10) y nueve en Bolívar, entre ellos una mujer de 104 años en Cartagena de Indias.

Nariño (8), Magdalena y Risaralda (7); Boyacá (5); Caldas y Meta (4); Caquetá y Cauca (3); Casanare, Quindío y Sucre (1). Hoy se procesaron 69.671 muestras, 38.801 de ellas de tipo PCR y 30.870 de antígenos, para un total de 7,98 millones de pruebas.

Alerta

Colombia, el segundo país de Latinoamérica por número de contagios de coronavirus, enfrenta una preocupante escasez de medicamentos para la sedación de pacientes en las unidades de cuidados intensivos (UCI) en pleno crecimiento de la pandemia.

Una de las situaciones más complicadas se vive en el departamento del Valle del Cauca, donde a la fecha hay 103 camas UCI cerradas por el desabastecimiento de medicamentos de interés crítico que, según la gobernadora de ese departamento, Clara Luz Roldán, se debe al aumento de la demanda internacional que hace que los estén vendiendo “al doble y al triple del valor que se conseguían normalmente en el mercado”.

Por su lado, la vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, Carolina Corcho, dijo a Efe que “la situación en las UCI en Colombia es supremamente grave”.