La Directora del Instituto Nacional de Salud, Martha Lucia Ospina, explicó que se iniciará una segunda etapa diagnóstica, la búsqueda activa de casos, cifra que aumentará cada trimestre.

El Instituto Nacional de Salud presentó este jueves durante el programa Acción y Prevención, de la Presidencia de la República, lo que será la nueva estrategia de diagnóstico para Covid- 19 en el país.

Según lo expresó la Directora del INS, Martha Lucia Ospina, la más reciente evidencia científica ha demostrado de manera contundente que las pruebas aleatorias masivas, cuando no están asociadas a los grupos de mayor riesgo, tan solo logran una disminución del 2% en la transmisión del virus.

“Cuando estos testeos masivos aleatorios se utilizan en grupos indicativos, es decir en aquellos grupos de la población en donde es más probable encontrar el virus, son más efectivos.

Estamos hablando de aplicar pruebas periódicas al personal de salud, los contactos de los casos positivos y dentro de estos, por supuesto, los conglomerados, en donde es más difícil mantener medidas de distanciamiento social, como son la población privada de la libertad, los hogares de ancianos y ese tipo de lugares en los que hay que buscar de manera específica porque es mucho más probable encontrar en estos casos positivos para aislarlos”, explicó el INS.

Es por esta razón que esta nueva fase diagnóstica en Colombia debe responder a un ejercicio claramente planeado y en el que se utilicen de manera combinada las llamadas pruebas rápidas o serológicas, es decir las tomadas en sangre, con las pruebas moleculares para poblaciones específicas. Tarea en la que INS diseñará los estudios poblacionales y las EPS realizarán la búsqueda de casos.

Al respecto, la Directora del INS, aclaró: “las pruebas serológicas tienen una utilidad específica, no son diagnósticas, sino que permiten estudiar poblaciones, sobre todo aquellas que se están siguiendo en el tiempo y tienen un momento exacto de aplicación, esto es igual a las mismas PCR o moleculares, que tienen una ventana específica para su uso. Bien utilizadas esas pruebas y en combinación con las pruebas moleculares son una estrategia muy efectiva para tener coberturas poblacionales y hacer seguimiento a conglomerados”.

El INS y la red ampliada de laboratorios para COVID- 19 han realizado un total de 104 mil pruebas

diagnósticas moleculares durante esta primera fase de diagnóstico. Para emprender la segunda fase de búsqueda activa de casos en grupos específicos de mayor riesgo, el gobierno nacional adquirió dos robots para la extracción de ARN viral que juntos tienen una capacidad de procesar dos mil pruebas diarias, y 500 mil kits de extracción para ser distribuidos a la red de laboratorios de salud pública en todo el país.

Con la capacidad del INS fortalecida y la consolidación de la red de laboratorios COVID-19, integrada por 52 laboratorios que operan en 16 departamentos, incluidos Arauca y Amazonas que próximamente entrarán a funcionar. El país cuenta con un techo de 12.100 pruebas y una mejor capacidad instalada. “Esto permite que en todo Colombia haya esa capacidad operativa real para hacer el diagnóstico.

La meta en este trimestre de mayo a julio es que logremos hacer un millón 200 mil pruebas con esta red conjunta, cifras que repetiremos cada trimestre. Esa es nuestra meta más próxima de pruebas”, afirmó la Directora del INS.

Al término de su intervención, el INS se refirió a la actual situación del Amazonas, reiterando que por la posición geográfica del Departamento en una triple frontera y por la distancia que existe para traer pruebas hasta Bogotá, espera que el Departamento ponga a punto su laboratorio de salud pública.

“El día de hoy ya tienen un termociclador que permite capacidad para pruebas PCR y sus dos bacteriólogos fueron trasladados por la Patrulla Aérea a Bogotá para ser entrenados este fin de semana en el Instituto Nacional de Salud”.