El informe final presentado por el sacerdote Francisco de Roux  presidente de la Comisión de la Verdad incluye recomendaciones claves para superar el conflicto armado en Colombia por décadas. Entre otros se destacan puntos para enfrentar la violencia ocasionada por las ejecuciones extrajudiciales, el paramilitarismo, las masacres y el reclutamiento de menores, entre otros. Diez capítulos que consignan los cuatro años de investigación.

La Comisión de la Verdad presentó las siguientes recomendaciones en las que hace un llamado a la sociedad, el Estado y a la comunidad internacional, como resultado del diálogo social y de la investigación recopilada en 10 volúmenes.

  • A los colombianos y colombianas sin distinción, acoger las verdades de la tragedia de la destrucción de la vida entre nosotros y a tomar la determinación de no matar por ningún motivo a nadie.
  • Reconocer a las víctimas del conflicto armado en su dolor, dignidad y resistencias, y a comprometernos en la reparación integral.
  • Mirar críticamente la historia e incorporar la memoria del sufrimiento y la lucha por la paz para hacer posible la no repetición y el nunca más.
  • Pedimos a los jóvenes encarar la verdad y construir la Nación nueva que está en sus manos y a no colaborar en nada que profundice la muerte, el odio y la desesperanza.
  • A la sociedad y al Estado implementar de manera integral el Acuerdo Final de Paz.
  • Al Estado tomar la iniciativa para la paz con el ELN y los otros grupos armados.
  • Y las organizaciones que no aceptan la legitimidad del Estado; ELN, disidencias y demás insurgentes en la guerra escuchar el clamor de los pueblos que piden “parar la guerra ya desde todos los lados” y ponerse en la ruta del diálogo desde la diversidad de metodologías y situaciones regionales.
  • A la burocracia estatal y administradores públicos y privados, rechazar y acabar con la corrupción en los distintos niveles, romper hábitos y complicidades gracias al control de la sociedad y la sanción eficaz para detenerla.