Los habitantes del corregimiento de Pueblo Nuevo en el municipio de Pensilvania  y sus 11 veredas desarrollaron junto con la Unidad para las Víctimas una nueva fase del proceso de reparación colectiva, encaminada a definir acciones benéficas como indemnización por los efectos emocionales y materiales de accione de los grupos armados hace varios años.

Cerca de 36 personas entre víctimas del conflicto armado, profesionales de la Unidad y autoridades del corregimiento en Pueblo Nuevo, se reunieron en cumplimiento de una nueva fase del alistamiento comunitario del proceso de reparación colectiva que lleva a cabo la Unidad para las Víctimas con esta comunidad que se vio afectada por el conflicto armado.

Esta fase está encaminada a contextualizar a la comunidad sobre las acciones por implementar, a informarles cómo se hace el proceso de reparación colectiva, qué beneficios trae a los habitantes y qué derechos se están aplicando para el cumplimiento de esta medida.

La directora territorial de la Unidad en el Eje Cafetero Laura Moreno, señaló que a través de los profesionales de reparación colectiva se realizá un trabajo muy juicioso con la comunidad de Pueblo Nuevo, analizando cómo se afectó el territorio en tiempos del conflicto y las medidas que podemos plantear para repararlos, un trabajo en equipo en el cual esperamos avanzar lo máximo posible en la vigencia 2022.

Décadas atrás los habitantes de este lindo territorio cafetero enfrentaron situaciones complicadas con grupos guerrilleros que ocasionaron desplazamientos masivos, homicidios, tomas al corregimiento e impidieron en varias ocasiones el libre desarrollo de jornadas democráticas en épocas electorales.

Me acuerdo mucho de las incursiones de la guerrilla y la toma del comando. Aquí a las familias les tocó salir con su ropa en la mano y esconderse en el monte, también hubo quema de votos en elecciones y un atentado a un gobernador, tuvimos tiempos muy complicados por allá a principios del 2000, pero ahora es diferente y esperamos seguir con paz en el territorio”, recordó Ramón Aristizábal.

Edinson Balanta Machado, uno de los integrantes de la comunidad, dijo al respecto: “tenemos un muy buen contexto de lo sucedido, todo ha sido muy claro con la Unidad, ya cumplimos con la fase de identificación y estamos en el alistamiento. Esto ha sido muy enriquecedor para la comunidad y también en lo personal, nos trae grandes expectativas y esperamos que las acciones se cumplan con el anhelo de que lo sucedido no vuelva a ocurrir jamás”.

La próxima jornada de alistamiento del plan integral de reparación colectiva de Pueblo Nuevo tendrá lugar en abril, completando de esta manera el tercer encuentro de la fase. Tanto Pueblo Nuevo como el resguardo La Albania en los municipios de Risaralda y San José (Caldas) son sujetos colectivos que este año iniciaron su proceso con la entidad.