El propósito desde la Gobernación es que los trabajos se adelanten lo más pronto posible para que el regreso a clases en 2022 se haga con normalidad .

 Los recursos se lograron ante el Fondo de Mitigación de Riesgo -FOME – , debido a la gestión
Victor Manuel Tamayo Vargas y la Secretaría de Educación Departamental
El secretario de educación departamental, Leonardo Gómez Franco, manifestó: “Esos recursos ya están contratados y se están ejecutando en este mismo momento, para garantizar el retorno de nuestros estudiantes de los 12 municipios no certificados el próximo año, sin ningún tipo de inconveniente”.
Entre los colegios que serán reparados se encuentra la Institución Educativa Dachi Dada Kera (Nuestra Planta Sagrada) en el resguardo indígena Gitó Dokabú, en la comunidad Kemberdé en Pueblo Rico, donde la ola invernal ocasionó en los últimos días un deslizamiento, afectando dos de sus aulas de los grados décimo y once y más de 200 estudiantes.
Según explicó el secretario de educación de Risaralda, los trabajos serán desarrollados por la Empresa de Desarrollo Territorial Urbano y Rural de Risaralda –EDUR-.