Por medio de una resolución, el Ministerio de Salud autorizó un reajuste en las tarifas de pago para la toma y procesamiento de muestras de COVID-19.

Con esta medida, se pagará a las EPS los costos adicionales que les implican los desplazamientos hacia zonas rurales distantes a las cabeceras municipales

«Tuvimos una reunión con los aseguradores y se logró un avance importante en relación con el establecimiento de una tarifa para la toma y traslado de muestras, lo cual había sido un obstáculo. Gracias a las gestiones y a la resolución 1630 de la semana pasada, se establece un valor diferencial para el reconocimiento del pago de parte de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad (ADRES ) a las tomas de muestras realizadas en aquellas aquellos municipios que no son capitales y quedan muy distantes”, precisó Jairo Enrique Giraldo, gerente COVID-19 en Caldas.

 La resolución se compone de dos partes: una es el incremento de la tarifa para toma de muestras en zonas distantes y la segunda es el procedimiento para el cobro, lo cual es un asunto de trámite administrativo.

Se reconocen unos valores adicionales del 23% sobre lo establecido. Se pasa de $216 mil a $260 mil el valor por la toma de la muestra PCR y de $80 mil 832 a $99 mil 423 el valor en la prueba antigénica.