Los representantes de las víctimas en Caldas, Quindío y Risaralda, participaron en un espacio liderado por la Unidad para las Víctimas y el Departamento Nacional de Planeación

La Unidad para las Víctimas, a través de su componente de Participación y el Departamento Nacional de Planeación, se reunieron con los líderes de víctimas que hacen parte de distintas mesas de participación en el Eje Cafetero, en un ejercicio denominado “Diálogo sobre la apuesta de Gobierno nacional”, con el cual se busca mayor acceso a la oferta institucional de distintas entidades del Estado, para que, a través de programas, planes y proyectos, puedan mejorar sus condiciones de vida en el territorio.

Mauricio Solano, líder del grupo de proyectos especiales del DNP, expresó en la apertura del espacio: “Tanto el DNP como la Unidad para las Víctimas hemos preparado y adaptado este taller a la nueva realidad virtual, queremos tener éxito contando con la participación de todos ustedes para enriquecer este proceso, a través de sus conceptos y aportes, logrando consolidar la construcción de la paz, enmarcada en el Plan Nacional de Desarrollo. Necesitamos consolidar un mecanismo que asegure el acceso a la oferta para superar las condiciones de vulnerabilidad de las víctimas en el territorio”.

En este espacio en el cual además estuvieron presentes, entidades como Procuraduría General de la Nación, Contraloría General de la Nación y Defensoría del Pueblo, como veedores y garantes de derechos, se tuvo una amplia discusión sobre la herramienta de Sisbén, sus versiones iniciales y la proyección que se tienen para la implementación de la versión IV, con la cual se aspira a superar las falencias anteriores, teniendo muy en cuenta distintas visiones de los representantes de las víctimas para el mejoramiento de la encuesta.

“Es de aplaudir la presencia de la mayoría de los líderes citados en este espacio virtual que es algo nuevo para muchos de nosotros, esperamos que la voz de las víctimas sí sea tenida en cuenta en el Sisbén IV, por ello debemos poner mucha atención y poder cambiar la metodología, para que no haya un retroceso en los derechos ya adquiridos, somos vulnerables dentro vulnerables, por eso solicito que las víctimas sean incluidas dentro de un régimen especial que nos garantice la reparación integral”, argumentó Ludirlena Pérez,  quien hace parte del Comité Ejecutivo de la Mesa Nacional de Víctimas.

“Creo que la dinámica de las mesas y la articulación con las entidades debe tener un nuevo rumbo, lo primero que debemos hacer es definir las necesidades de cada territorio para redireccionar programas y tener mejores resultados. Somos 9 millones de personas que tenemos un potencial humano muy grande, con muchas habilidades y no las hemos podido canalizar para poder mejorar las condiciones de desarrollo y productividad”, concluyó sobre el ejercicio Jose Carlos Gálvez, representante de asociaciones de víctimas.

Este fue el segundo espacio de este tipo, de once que se van a desarrollar en todo el territorio nacional, para recoger las inquietudes y acciones de mejora de todos los líderes de víctimas frente a esta temática y de esta forma proyectar programas y planes que mejoren la vida de la población víctima. El Sisbén IV entrará en operación durante el segundo semestre del presente año.