En el sector de Cerritos, en Pereira, funcionarios del Ministerio de Desarrollo Agropecuario tomaron muestras de Brucelosis a algunos animales. Un bovino dio positivo para la enfermedad.

Con el objetivo de velar por la salud de los ciudadanos y evitar que aparezcan nuevas enfermedades en la ciudad de Pereira, la Secretaría de Salud Pública y Seguridad Social de Pereira, en articulación con el ICA, CIDAR y Zoonosis departamental, realizaron una visita de inspección en el corregimiento de Cerritos, para verificar posibles factores de riesgo en la presentación de una enfermedad zoonótica llamada Brucella.

Ana Yolima Sánchez Gutiérrez, secretaria de Salud Pública y Seguridad Social de Pereira, explicó que “debido a que la Brucelosis es una enfermedad bacteriana y que se transmite de los animales a las personas, es de suma importancia realizar seguimiento a estos casos, ya que comprometen seriamente a la salud pública. Por esto, de la mano del CIDAR y el Instituto Colombiano Agropecuario, llegamos a la zona rural del municipio para realizar pruebas en algunos animales identificados por el ICA, a los cuales se les tomaron unas muestras, dejando un animal positivo para Brucelosis”.

Por lo tanto, la inspección realizada por los profesionales de la salud, consistió en verificar las condiciones en las que se encuentran los animales y al tiempo identificar posibles signos y síntomas en las personas encargadas del ganado, y que viven en la finca, para tomar así las medidas pertinentes.

Adicional a esto, recorrieron las fincas vecinas para analizar posibles contagios y no se encontraron más casos de Brucelosis.

Por otro lado, el programa de Factores de Riesgo por el Consumo de Alimentos tuvo la tarea de investigar durante esta visita, si la finca era productora de leche, y en caso de que sí lo fuera, la Secretaría de Salud debía inmediatamente continuar con un seguimiento a los expendios de este producto. Sin embargo, el hallazgo fue negativo.

En este sentido, se explicó que mediante el Decreto Ejecutivo 20 del 13 de abril de 1999 “por lo cual se deroga el Decreto 4 de 15 de marzo de 1982 y se dictan las disposiciones generales de las campañas zoosanitarias para el control y la erradicación de la brucelosis, tuberculosis y rabia bovina”, el MIDA, a través de la Dirección Nacional de Salud Animal, realiza anualmente la vigilancia epidemiológica para la prevención, control y erradicación de la brucelosis bovina.

Desde el programa de Factores de Riesgo del Consumo de Alimentos y Bebidas se vela porque la leche, en este caso, sea un producto inocuo, el cual provenga de vacas vacunadas, sanas, para que el consumo de la misma no genere alguna enfermedad o infección a las personas.

“Desde el Gobierno de la Ciudad invitamos a los productores de leche cruda y que la comercializan en la ciudad en diferentes puntos como cafeterías, panaderías, tiendas de barrio, entre otras, a que se inscriban en la Secretaría de Salud, para tener una base de datos del almacenamiento y distribución de esta leche”, expresó la secretaria de Salud Municipal.