Las constantes quejas  de la ciudadanía por los problemas de movilidad en la glorieta que se construyó allí, fueron el motivo del debate en la corporación

El presidente del Concejo, Andrés Sierra Serna, manifestó que en el momento en que la anterior administración municipal presentó el proyecto de acuerdo lo hizo como una solución para el sector.

Sin embargo, después de construida la glorieta, cuyo costo fue $269 millones, los ciudadanos evidencian un problema, debido a que los vehículos deben hacer un giro de 90 grados para no chocar contra la obra.

El secretario de Obras Públicas de Manizales, Jorge Ricardo Gutiérrez, indicó que se revisó cómo estaba la obra, en el momento de recibirla, para organizar la movilidad por el sector.

“Se empezaron a hacer unas obras para canalizar el tráfico con el fin de que fluya con orden, sin que haya peligro para transeúntes. Revisaremos la calzada de subida, lo que implica la compra de predios para que el ingreso a la glorieta no sea de 90 grados”, dijo.

Así como Gutiérrez, el delegado de la Secretaría de Tránsito y Transporte, Leonardo Leal Delgado, dijo que se hará intervención a la glorieta para que responda a las necesidades de movilidad del sector.

El presidente del Concejo manifestó que no hay que mirar hacia el pasado y pensar en los errores que se cometieron sino avanzar hacia el futuro y solucionar los inconvenientes que se presentan en la obra de la glorieta de Castilla.

.