Esta estructura estaba dedicada al procesamiento y comercialización de licor adulterado en los departamentos de Antioquia, Caldas, Risaralda y Valle del Cauca.
En mayo del año pasado, durante las audiencias preliminares, los procesados aceptaron cargos por los delitos de concierto para delinquir simple y agravado en concurso con corrupción de alimentos, productos médicos o material profiláctico, según sus responsabilidades.

Las penas,  impuestas por el Juzgado Primero Penal del Circuito con funciones de conocimiento de Pereira (Risaralda), fueron establecidas de la siguiente manera:

Humberto de Jesús Cardona Sánchez (cabecilla capturado por orden judicial): Beneficiado con una rebaja del 50% de la pena, la cual quedó tasada en 54 meses de prisión y multa de 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv).

Viviana María Cifuentes y Edward de Jesús Sánchez (capturados en flagrancia): Beneficiados con un 12.5% en la reducción de la pena. Purgarán 63 meses en prisión domiciliaria y deberán pagar una multa de 175 smlmv.

Claudia Yuliana Naranjo Cifuentes, Yeison Darío Mora Guerrero, Jair Nieto Rendón y Jhon Alexánder Orozco fueron condenados a 36 meses de prisión y al pago de una multa de 100 smlmv. El juez los benefició con el 50% de reducción de la pena al ser capturados mediante orden judicial y su aceptación de cargos. Además, accedió a la petición de la defensa de otorgarles la libertad condicional.

Es de recordar que los judicializados se encontraban privados de la libertad desde mayo de 2019, luego de que la Fiscalía y la Sijín realizaron un operativo en el que se incautaron más de 10.000 botellas de licor adulterado y allanaron la fábrica clandestina de licores en el barrio Corales , de Pereira.