Con el liderazgo del gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vallejo, la edición 88 del certamen gremial anunció la potencialización de los ejes económico, social, ambiental y de gobernanza que, desde la sostenibilidad, soportan la estrategia de valor de la institución.

Las recomendaciones retoman, perfeccionan y complementan los principios rectores y las acciones que han permitido a la FNC mantener un rumbo firme y claro en beneficio de las más de 540.000 familias productoras, incluso en este difícil año marcado por la pandemia.

Las recomendaciones retoman, perfeccionan y complementan los principios rectores y las acciones que han permitido a la FNC mantener un rumbo firme y claro en beneficio de las más de 540.000 familias productoras como hasta ahora, por muy fuerte que sea el vendaval, como ocurrió en este año marcado por la pandemia.

Además de la rentabilidad económica de los caficultores, temas como desarrollo social, equidad de género, relevo generacional y sostenibilidad ambiental cobran cada vez más fuerza.

En este Congreso virtual histórico, no sólo por sus importantes resultados sino por el difícil contexto en que se dio, los representantes cafeteros, desde los rincones más apartados de Colombia, superaron dificultades de conectividad en el campo para lograr una activa participación en las presentaciones y deliberaciones.

Esto confirma que la transformación digital en el gremio cafetero llegó para quedarse y debe ser transversal a su estrategia para mantener la unidad, la transformación y el futuro de la caficultura, lema de este Congreso Nacional de Cafeteros, máxima autoridad e instancia de deliberación gremial.