El Congreso del Perú no autorizó al presidente Pedro Castillo a salir del país para asistir a la posesión de Gustavo Petro como presidente de Colombia el 7 de agosto. Es la primera vez en las últimas tres décadas que un jefe de Estado ve frustrada su expectativa de viajar en una misión oficial.

El permiso solicitado por Castillo registró 67 votos en contra, 42 a favor y 5 abstenciones durante la sesión del pleno transmitida por el canal de televisión del parlamento.

“Lamento que, de forma inusual y prepotente, el Congreso me impida asistir a un acto protocolar internacional. Este hecho mella los lazos democráticos con la hermana República de Colombia”, indicó en Twitter el mandatario.

El Canciller peruano, César Landa instó al Congreso revertir la decisión que afectaría la imagen internacional del Perú.

“Nuestra imagen internacional vuelve a ponerse en cuestión al no autorizarse el viaje del Presidente a la transmisión de mando en Colombia. Hago un llamado a los congresistas, quienes en otras ocasiones han revertido decisiones para honrar los compromisos internacionales del Perú”, señaló Landa en Twitter

Los legisladores argumentaron que el mandatario enfrenta un récord de cinco investigaciones fiscales por presunta corrupción, una situación inédita en Perú para un mandatario en ejercicio.

Castillo había pedido permiso para salir del territorio nacional del 6 al 8 de agosto. Según la legislación peruana, el Presidente de la República necesita autorización del Congreso cada vez que desee viajar al extranjero.