La leche y algunos productos derivados son alimentos altamente perecederos, los cuales deben ser almacenados correctamente para evitar enfermedades.

Estos son algunos criterios dados por el Ministerio de Salud y Protección social y el Instituto de Investigación en Microbiología y Biotecnología Agroindustrial de la Universidad Católica de Manizales.

  1. Verificar que la leche tenga un color y olor característico, no debe presentar olor a rancio, fermentado, metálico, u otro olor extraño (plástico, jabón, medicamento).
  2. La leche pasteurizada (en bolsa) se debe almacenar en refrigeración.
  3. La leche tipo UHT puede ser almacenada a temperatura ambiente, una vez abierta debe almacenarse en refrigeración.
  4. Al comprar y almacenar productos lácteos se recomienda verificar las fechas de vencimiento.
  5. No se recomienda el consumo de leche cruda, esta debe ser pasteurizada a 63 °C por 30 minutos y posteriormente enfriada hasta temperatura de refrigeración (4 °C).
  6. Se recomienda almacenar los productos lácteos (queso, mantequilla, yogur, crema de leche, leche) en el estante medio del refrigerador.