Los expertos no tienen claridad si las mujeres embarazadas son más susceptibles al virus o si contraerlo aumenta las probabilidades de resultados adversos, como un parto prematuro o la transmisión del virus en el útero.

 

Es por esto que es importante que las mujeres en gestación tengan igual precaución que la población en general y además sigan las siguientes recomendaciones entregadas por la Práctica Integral Comunitaria del programa de Fisioterapia de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM):

Tomarse los micronutrientes.

REALIZAR el lavado de manos al menos 20 segundos, con suficiente agua y jabón, especialmente después de ir al baño, antes de comer, y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Secarse las manos muy bien.

Usar desinfectante de manos.

Evitar contacto cercano con alguien que tenga fiebre y tos, evitar salir a lugares públicos.

No tocarse ojos, nariz y boca con las manos sin lavárselas.

Mantener 2 metro de distancia con otras personas.

Al estornudar y toser, es importante cubrir la nariz y boca con un pañuelo desechable o en el antebrazo.

LimpiaR y desinfectaR objetos y superficies que estén expuestos a muchas personas.

Tener en cuenta los síntomas como estado gripal donde se evidencie tos, fiebre constante mayor a 37.5° C y dificultad para respirar, llamar al médico de cabecera, evitar las visitas al hospital o consultorios, cada entidad tiene un número de atención al público (la idea es hacerse la prueba antes de ir al hospital).