Los constructores afiliados a la Cámara Regional de la Construcción pararon los proyectos a fin de  proteger y salvaguardr la salud de sus trabajadores.

Actualmente, son unos 160 proyectos de unidades habitacionales en los municipios de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

De esa cifra,  65 estaban en el desarrollo de actividades de edificación con un valor estimado en construcción de 1.4 billón. Los demás se encuentran en etapa de preventa, sin contar con los que realizan actividades de forma independiente y no agremiados.

De acuerdo al gerente de CAMACOL Risaralda, Victor Baza Tafur, 6.371 unidades se encuentran en construcción , en las que se emplean 18.742 personas.

También, el gremio y las empresas del sector se encuentran desarrollando programas y medidas de contingencia para no eliminar estos empleos y apoyar a sus colaboradores con diferentes acciones que incluyen bonos alimenticios y otros planes de pago.

“Desde Camacol estamos trabajando de la mano con los gobiernos nacional , regional y locales, para ser parte de la solución; no solo se han tomado medidas de prevención y contención, sino que estamos comprometidos con implementar acciones que nos permitan mantener la actividad a flote”, aseguró el gerente del gremio.

Para el sector, la cuarentena en la que se encuentra el país genera grandes retos e inquietudes como sector, pero hay un compromiso fuerte para cumplir con las medidas anunciadas por el gobierno nacional y así se pueda superar este desafío lo más pronto posible, concluyó Baza Tafur