Consumo de alimentos procesados, una amenaza gastrointestinal

gastrite-2

El 80 por ciento de la población colombiana tiene la bacteria Helicobacter pylori. Los malos hábitos alimenticios son algunos de los aliados principales de esta bacteria que provoca graves afecciones gastrointestinales.

Las instituciones médicas están obligadas a realizar procedimientos adecuados al atender pacientes.

Con base en un creciente reporte de incidencia y prevalencia de esta bacteria, un grupo de estudiantes de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia redactó la «Guía de Práctica Clínica Basada en Evidencia: Enfermería en el Servicio de Gastroenterología» que será utilizada en el Hospital Universitario Nacional de Colombia (HUN).

Paula Viviana Duarte Amézquita, estudiante de Enfermería de la U.N., explica que la guía busca brindar a los profesionales de enfermería, pautas para el cuidado de pacientes sometidos a estos procedimientos de diagnóstico y tratamiento endoscópicos.

Para construirla, los investigadores llevaron a cabo una revisión de literatura sobre el tema, de la experiencia de diversos hospitales y de artículos científicos que tuvieran el más alto grado y nivel de evidencia, para así formular las recomendaciones que debe seguir el personal de salud.

«Gracias a este documento será posible que los enfermeros tomen decisiones basadas en la evidencia, es decir, respaldadas para su qué hacer diario, ya que está comprobado que estas intervenciones benefician totalmente al paciente», explica la estudiante.

Como resultado, está guía permitirá a los enfermeros comprender y conocer la causa e historia de las enfermedades que llegan a los centros de salud.

Con las recomendaciones incluidas en el documento, los profesionales pueden refinar las sospechas diagnósticas además de escoger, con racionalidad y criterio, las herramientas y exámenes de mayor rendimiento en cada caso. Asimismo, pueden tratar o iniciar los tratamientos adecuados, orientar a los pacientes correctamente y hacer los seguimientos necesarios.

Por ejemplo, para los procedimientos de colonoscopia, cuando el paciente llegue al hospital debe recibir educación completa sobre cómo va a ser el procedimiento. Igualmente, recibirá ejemplos de qué se hará y los posibles hallazgos que se esperan según el padecimiento.

A lo largo de la guía también se especifican las pautas que se requieren para atender a las personas antes, durante y después de los procedimientos.

«El documento explica la información que se le debe ofrecer al paciente, saber en qué casos pueden suministrar sedación para disminuir las molestias, determinar si el paciente está anticoagulado y evitar caídas ya que puede quedar inestable”, añade la estudiante

Entre sus objetivos también está disminuir las prácticas inadecuadas en los cuidados de enfermería. Proteger la seguridad de los pacientes y generar una nueva cultura de atención donde el usuario tenga protagonismo, a la par con un uso racional de los recursos del sistema.

En total se obtuvieron 123 recomendaciones que se presentaron en el Primer Coloquio de Estudiantes de Enfermería que fue liderado por la Universidad Nacional y en el que participaron 17 universidades del todo el país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.