“Nuestros gerentes han dicho: no me hablen de nuevos ventiladores porque el oxígeno que tengo difícilmente me alcanza para las camas que ya tengo”, dijo Carlos Heredia, director Territorial de Salud.

Caldas, al igual que muchas regiones del país, sigue enfrentando una crisis sanitaria por la alta ocupación de sus UCI.

Ante este panorama son muchas las voces que reclaman y proponen la ampliación de estas unidades con la adquisición de ventiladores para lograr una expansión hospitalaria.

Sin embargo, tanto los insumos como el personal para operar estas unidades son escasos, lo que dificultaría su adecuado funcionamiento.

El director de la Territorial de Salud, Carlos Iván Heredia, declaró: “Una cama UCI, además del ventilador, requiere monitor, bombas de infusión, un stock de medicamentos que son trazadores y se requieren para el tratamiento de los pacientes que se encuentran en una UCI. Además,  oxígeno, cuya demanda en las IPS se ha triplicado y hasta quintuplicado”