La Alcaldía de Manizales reportó el incremento del uso de pólvora durante la noche de velitas del lunes 7 de diciembre.

Funcionario de las secretarías de Gobierno y Salud Pública, la Unidad de Gestión del Riesgo, los cuerpos de Bomberos Oficial y de voluntarios de la capital de Caldas, y la Defensa Civil mantienen los operativos en zonas rurales y urbanas.

Desde el 1 de diciembre a la fecha se han registrado dos quemados por pólvora, de 6 y 10 años. Los operativos tienen como fin identificar puntos donde se distribuya, expenda o manipule pólvora. Se realizan recorridos por las comunas de Manizales, llevando mensajes pedagógicos y ejecutando medidas de vigilancia y control para incautar pólvora y sancionar a aquellos ciudadanos que hacen caso omiso a la prohibición vigente en Manizales

“Los operativos buscan principalmente un acompañamiento para neutralizar el uso de pólvora. Se identificaron expendios, se decomisaron artefactos explosivos y luminosos y se hicieron las recomendaciones respectivas a toda la población.

Encontramos múltiples casos de padres de familia compartiendo velitas romanas con sus hijos, a pesar de los llamados realizados desde la Administración Municipal y la Secretaría de Salud Pública”, afirmó Carlos Humberto Orozco Téllez, secretario de Salud Pública de Manizales.

Es importante no generar estos riesgos, ni subestimar el poder destructivo de la pólvora. Además, se identificaron casos en los que las personas estaban consumiendo alcohol y manipulando pólvora, lo que es supremamente peligroso. También se llamó la atención a los padres que no estaban pendientes de los niños en las calles, permitiendo que estos jugaran con velas, manipularan velitas romanas, volcanes, papeletas, entre otros, dijo.