El acompañamiento psicosocial a las familias de los trabajadores fallecidos y rescatados por los organismos de socorro, se adelanta desde que comenzó la emergencia, el pasado 26 de marzo. Participan profesionales de la Secretaría de Medio Ambiente, de Gobierno de Caldas, Cruz Roja y la Alcaldía de Neira.

Los profesionales de apoyo de estas instituciones realizarán un proceso de empalme con la Gobernación de Risaralda, quienes continuarán a cargo de este proceso de acompañamiento, el cual también contó con la entrega de asistencia humanitaria de emergencia (AHE), entrega de desinfectantes a las familias de los mineros fallecidos y a trabajadores que contribuyeron a la búsqueda de los cuerpos de los mineros.

En el Puesto de Mando Unificado (PMU) de hoy participaron familiares de los fallecidos quienes agradecieron el trabajo mancomunado de las instituciones que se hicieron presentes durante todos los días en el lugar de la emergencia y dispusieron de todo su equipo humano y técnico para la recuperación de los cuerpos que ya es una realidad. Los cuerpos fueron rescatados de la mina y están siendo identificados por Medicina Legal, para ser entregados a sus familiares.

También se continúan el trabajo de restablecimiento ambiental del lugar en el que ocurrió la tragedia. La Secretaría de Medio Ambiente de Caldas trabaja en conjunto con la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), entidad que realizará una intervención en el sitio para que el terreno recupere su estabilidad y el cauce del río retome su rumbo, luego de las excavaciones y construcción de jarillones.

Corpocaldas hará el relleno del hoyo, con material (tierra) que está en la zona. Adicional a esto, para la recuperación y estabilidad del terreno se requiere de una construcción de terrazas, aproximadamente a 45 o 50 grados.

Como un aporte a la sostenibilidad de la zona, la Secretaria de Medio Ambiente de Caldas, Paola Andrea Loaiza, destacó la iniciativa de la autoridad ambiental para la siembra de diferentes especies nativas de la zona.