La  delegada para la Población Focalizada alertó para que se dé inicio a acciones inmediatas, con enfoque diferencial, que atiendan las necesidades en salud, educación y ayuda humanitaria que requiere el pueblo Nukak en el departamento de Guaviare.

Un equipo de la CGR, encabezado por el contralor delegado para la Población Focalizada, Hitler Rouseau Chaverra, culminó un recorrido de dos días por los asentamientos de Caño Macu, Guanapalo, Filo de Hambre, Capricho y Aguabonita, al oriente del departamento del Guaviare, en el que se detectaron alarmantes deficiencias que ponen en riesgo la salud y preservación de la cultura Nukak.

Como resultado de esta visita, se evidenció que ningún centro de salud en inmediaciones de las comunidades Nukak se encuentra abierto y por el contrario están en total abandono, por lo que la Contraloría hizo un llamado a las entidades competentes para superar las barreras institucionales y financieras, de tal manera que se garantice el derecho a la salud de niños, niñas, adolescentes, adultos y adultos mayores.

Así mismo, las Contralorías Delegadas para la Población Focalizada y para el Posconflicto constataron que, a la fecha, esta población indígena no cuenta con afiliación al sistema de seguridad social y tampoco hay promotores de salud, brigadas o transporte al servicio de pacientes de la comunidad.

Debe garantizarse también derecho a la educación

Como segunda acción prioritaria e inmediata la Contraloría General de la República pidió a la Alcaldía de San José de Guaviare, la Gobernación del Guaviare y organismos estatales presentes en esta región garantizar a los niños Nukak su derecho a la educación, en medio de espacios dignos y con los recursos adecuados.

Durante su visita en territorio la CGR detectó que los facilitadores educativos, encargados de la enseñanza, ven como los niños deben recibir sus clases en el suelo ante la ausencia de espacios adecuados para tal fin.

Llamado a Mininterior

Finalmente, la Contraloría hizo un llamado al Ministerio del Interior para que asuma su rol como articulador y generador de acciones concretas que favorezcan el retorno de los Nukak a sus territorios, permitan agilizar el plan de salvaguarda e implementar los planes de contingencia necesarios para ello.