Para esta entidad nacional, los gastos de funcionamiento del Departamento representan un  45,81%  de los ingresos corrientes de libre destinación.

La ley dicta que  los gobiernos departamentales pueden  tener un gasto  de funcionamiento máximo con respecto a sus ingresos  del 60%.

La Contraloría es el mayor órgano de control del Estado y le corresponde ejercer la vigilancia de la gestión fiscal de la administración a los Entes Territoriales que manejan fondos o bienes de la Nación.

“Este concepto de la Contraloría General de la República nos muestra que el departamento tiene una muy buena capacidad financiera y una viabilidad en el mediano plazo y va a tener mayor capacidad de acceder a recursos,  manifestó el secretario de Hacienda de Caldas, Jaime Alberto Valencia Ramos.

Los entes territoriales, entre ellos el Departamento de Caldas, cada año son evaluados por diferentes instancias, como la Contraloría General de la República. Esta entidad, con base en la Ley 617 del 2000, determina y cuantifica anualmente el gasto de funcionamiento.